Derechos Humanos

Derechos Humanos irrenunciables, igualitarios y universales

Derechos Humanos irrenunciables, igualitarios y universales

Los Derechos Humanos están consagrados en una normativa que reconoce y protege la dignidad de todos los seres humanos, rigiendo la forma en que los individuos viven en sociedad y se relacionan entre sí, al igual el cómo este se relaciona con el Estado y se cumplen las obligaciones hacia ellos.

Las leyes relativas a los Derechos Humanos exigen la acción por parte de los gobiernos, como también les impiden hacer otras. Igualmente, las personas deben hacer valer sus derechos y respetar el derecho de los demás.

Principios fundamentales de los Derechos Humanos

Pedro Jose Rojas Chirinos Derechos Humanos irrenunciables igualitarios y universales 2 - Derechos Humanos irrenunciables, igualitarios y universales
  • Universalidad: En todas partes del mundo, todas las personas tienen derecho a ser reconocidos sus Derechos Humanos. Algunos sostienen la postura que deben interpretarse dentro de las distintas culturas, alterando de alguna forma los principios contenidos en la Declaración Universal, y de esta manera no cumplir con sus obligaciones. Por ello, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) defiende la universalidad del derecho a la educación y a la información.
  • Irrenunciables: Son inalienables a las personas, nadie puede renunciar voluntariamente a ellos ni enajenar o arrebatárselos a otras personas.
  • Igualdad y no discriminación: Todas las personas son consideradas como seres humanos y en virtud de su dignidad intrínseca. Además, todas las personas sin excepción tienen derecho al disfrute de sus derechos humanos, sin ser objeto de discriminación alguna a causa de su raza, color, género, origen étnico, edad, idioma, religión, opiniones políticas o de otra índole, origen nacional o social, discapacidad, posición económica, circunstancia de su nacimiento u otras condiciones que explican los órganos creados en virtud de tratados de Derechos Humanos.

Además se consideran que los Derechos Humanos son:

  • Indivisibles: Son inherentes a la dignidad de todas las personas y por ello comparten la misma condición como derechos. No hay derechos pequeños o más importantes.
  • Gozan de interdependencia e interrelación: El cumplimiento de un derecho a menudo depende, en pequeña o gran medida del cumplimiento de otros derechos.
  • Participación e inclusión: Todas las personas y todos los pueblos tienen derecho a contribuir, disfrutar y participar activa y libremente en el desarrollo civil, político, económico, social y cultural de los pueblos, a través de lo cual los derechos humanos y las libertades fundamentales pueden hacerse efectivos.
  • Imprescriptibles e inderogables: Los Derechos Humanos son para toda la vida, no tienen un tiempo de aplicación y son inderogables; los Estados bajo el mandato de la ley pueden solicitar el cese de la vigencia jurídica de un derecho humano, salvo en algunos casos excepcionales. No aplica en los casos de:
  • El derecho a la vida.
  • A no ser esclavizados, o sometidos a torturas.
  • Recibir tratos o penas crueles.
  • No ser discriminados.

Declaración Universal de los Derechos Humanos 

Pedro Jose Rojas Chirinos Derechos Humanos irrenunciables igualitarios y universales 3 - Derechos Humanos irrenunciables, igualitarios y universales

La Declaración Universal de los Derechos Humanos es el documento que por primera vez recoge todos los derechos inalienables a la dignidad del hombre, y establece por primera vez cuales son los Derechos Humanos fundamentales que deben protegerse de forma universal.

Proclamada en la Asamblea General de las Naciones Unidas el 10 de diciembre de 1948, en sesión plenaria; la declaración se realizó como un ideal común para todos los pueblos y naciones, reconociendo por primera vez todos los derechos inalienables a los seres humanos solo por serlo.

El documento ha sido traducido a más de 500 idiomas y fue elaborado por representantes de todas las regiones del mundo con diferentes antecedentes jurídicos y culturales, estableciendo que todos los Derechos Humanos fundamentales deben protegerse en el mundo entero.

La Declaración Universal de Derechos Humanos es considerada como el fundamento de las normas internacionales sobre Derechos Humanos, y fuente de inspiración para el reconocimiento de estos derechos en las nuevas constituciones de nuevos países independientes, y de todos los documentos jurídicos relativos a la protección de estos derechos.